CAUSAS


La atmósfera de nuestro mundo desde sus primeros tiempos hasta la fecha ha experimentado notables variaciones en su composición. Actualmente contiene, entre otros gases, dióxido de carbono, metano y óxidos de nitrógeno los cuales junto al vapor deson los responsables principales del efecto de invernadero. Como resultado de la intensa, y a veces irracional, actividad del hombre sobre todo a partir de la Revolución Industrial se viene incrementando el contenido de estos cuatro gases en la atmósfera e incluso se ha acumulado una significativa presencia de otros como resultado de determinados desarrollos de la técnica. Lo cierto es que tales incrementos se reflejan en una intensificación del efecto invernadero natural.
En los pasados cincuenta años las emisiones lanzadas a la atmósfera de dióxido de carbono, óxidos de nitrógeno, y metano, se han elevado en flecha, y un nueo tipo de sustancia química, los fluorclorocarbonos, CFC, han sido introducidos como refrigerantes, solventes y propulsores de aerosoles, mostrando junto a su inercia química que los hacía parecer inofensivos, un poder destructivo de la capa de ozono estratosférica y una elevada capacidad para atrapar el calor. Así una molécula de CFC observa un poder absorbente de las radiaciones infrarrojas entre 12 000 y 16 000 veces mayor que el presentado por una molécula del dióxido de carbono.

external image cgcual1.gif
Este gráfico muestra en que medida contribuye cada gas al efecto invernadero de acuerdo con su capacidad calorífica de absorción y la abundancia relativa en que se presentaban a fines del siglo pasado. Una notable diferencia se advierte en los datos considerados por fuentes diferentes.
Esta diferencia se explica por la relativa incertidumbre de las estimaciones cuantitativas acerca de las concentraciones de estas sustancias en las capas atmosféricas.
En cualquier caso, se señala como el principal responsable al dióxido de carbono con un peso específico que se mueve en el intervalo del 55 % - 75 %. La mayor discrepancia, que explica la diferencia anterior, se aprecia en la estimación de la contribución relativa de los halocarbonos. Algunas fuentes le asignan el segundo lugar con un 24 % del efecto total mientras otras indican que de acuerdo con la reducción en la producción de CFC de la última década su contribución al efecto invernadero no va más allá del 5 %. Todas los reportes coinciden en atribuir aproximadamente un 15 % del efecto total provocado al metano. Y finalmente aparece la significativa contribución de un 5 % a los óxidos de nitrógeno.
El dióxido de carbono entra en el ciclo natural del carbono, los animales lo emiten a la atmósfera en la respiración, las plantas lo asimilan en su labor fotosintética. La deforestación que ha sufrido el planeta viene afectando este ciclo, contribuyendo a la acumulación del dióxido de carbono en la atmósfera.
La quema de los combustibles fósiles en las plantas generadoras de electricidad y por el transporte automotor ha disparado el lanzamiento de emisiones de CO2 a la atmósfera.
El óxido de nitrógeno es un producto colateral en la producción del nylon, y es también emitido por los fertilizantes usados en la agricultura.
El metano es emitido en las minas de carbón, en los yacimientos del gas natural así como en su distribución. También se produce en los depósitos de residuales y una quinta parte de todo el metano generado por la actividad humana proviene de la descomposición microbiana del material orgánico asociado con la producción del arroz.
calentamiento_global.jpg


PRINCIPALES CAUSAS

1. Las emisiones de dióxido de carbono de combustibles fósiles de plantas energéticas de combustión
Nuestra adicción cada vez mayor a la electricidad a partir de plantas energéticas de combustión de carbón libera enormes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera. Todos los días, los gadgets que usan electricidad inundan el mercado, y sin fuentes de energía alternativas, seguimos siendo altamente dependientes del carbón para nuestro suministro eléctrico personal y comercial.
2. Las emisiones de dióxido de carbono de la quema de gasolina para el transporte
Nuestra cultura moderna del automóvil y el apetito de los bienes de origen global es responsable de aproximadamente el 33% de las emisiones. Con nuestra población que crece a un ritmo alarmante, la demanda de más automóviles y bienes de consumo significa que estamos aumentando el uso de combustibles fósiles para el transporte y la fabricación.
3. Las emisiones de metano de los animales, la agricultura, como los arrozales y los fondos marinos del Ártico
El metano es otro gas de efecto invernadero muy potente, justo detrás del CO2. Cuando la materia orgánica es degradada por bacterias en condiciones de deficiencia de oxígeno (descomposición anaeróbica) como en los arrozales, el metano es producido. El proceso también tiene lugar en los intestinos de animales herbívoros, y con el aumento en la cantidad de la producción ganadera concentrada, los niveles de metano en la atmósfera están aumentando. Otra fuente de metano son los caltratos de metano, un compuesto que contiene grandes cantidades de metano atrapado en la estructura cristalina del hielo. A manera de que el metano se escapa del lecho marino del Ártico, la tasa de calentamiento global aumentará considerablemente.
4. La deforestación, especialmente de los bosques tropicales de madera, pasta, y tierras de cultivo
El uso de los bosques como combustible (madera y el carbón vegetal) es una de las causas de la deforestación, pero en el primer mundo, el apetito por la madera y productos de papel, el consumo de ganado que pasta en las tierras, y el uso de las tierras forestales tropicales para productos como las plantaciones de aceite de palma contribuyen a la deforestación masiva de nuestro mundo. Los bosques quitan y almacenan el dióxido de carbono de la atmósfera, por lo que la deforestación libera grandes cantidades de carbono, así como reduce la cantidad de captura de carbono en el planeta.
5. Aumento en el uso de abonos químicos en las tierras de cultivo
En la última mitad del siglo 20, el uso de fertilizantes químicos (en comparación con el uso histórico de estiércol animal) ha aumentado dramáticamente. La alta tasa de aplicación de fertilizantes ricos en nitrógeno tiene efectos sobre el almacenamiento de calor de las tierras de cultivo (tienen 300 veces más óxidos de nitrógeno que atrapan el calor por unidad de volumen de dióxido de carbono) y el escurrimiento del exceso de fertilizantes crea ‘zonas muertas- en nuestros océanos. Además de estos efectos, los niveles elevados de nitratos en las aguas subterráneas debido a la sobre-fertilización son motivo de preocupación para la salud humana.

CONSECUENCIAS


Los datos científicos más recientes confirman que el clima de la Tierra está cambiando rápidamente. Las temperaturas mundiales aumentaron aproximadamente 1 grado Fahrenheit en el transcurso del último siglo, y es probable que aumenten aún más rápido en las próximas décadas. ¿Cuál es la causa? Una capa cada vez más gruesa de contaminación por dióxido de carbono y otros gases invernadero, principalmente de las plantas generadoras de energía y los automóviles, que atrapa el calor en la atmósfera. El Panel Intergubernamental para el Cambio del Clima (IPCC por sus siglas en inglés), un grupo de los principales investigadores del clima en el mundo, considera que hay más del 90% de probabilidades de que la mayor parte del calentamiento durante los últimos 50 años haya ocurrido debido a emisiones de gases invernadero que atrapan el calor causadas por los seres humanos.
Los científicos dicen que la Tierra podría calentarse 7.2 grados Fahrenheit más durante el Siglo XXI si no reducimos las emisiones causadas por los combustibles fósiles, como el carbón y el petróleo. Este aumento en la temperatura promedio tendrá efectos trascendentales. Los niveles del mar aumentarán, inundando las áreas costeras. Las ondas de calor serán más frecuentes y más intensas. Las sequías y los incendios forestales ocurrirán más a menudo. Los mosquitos portadores de enfermedades expandirán su zona de distribución. Y se empujará a especies a la extinción. Como se muestra en esta página, ya han comenzado muchos de esos cambios.
soscar500.jpg


PRINCIPALES EFECTOS

- temperaturas más cálidas
Las temperaturas promedio aumentarán al igual que la frecuencia de las olas de calor.
- sequías y fuegos arrasadores
Las temperaturas más cálidas también podrían aumentar la probabilidad de sequías. El aumento en la evaporación durante el verano y el otoño podrían exacerbar las condiciones de sequía y aumentar el riesgo de fuegos arrasadores.
external image fcons8.jpg
- tormentas más intensas
Las temperaturas más cálidas aumentan la energía del sistema climático y a veces producen lluvias más intensas en algunas áreas.

EFECTOS A LA SALUD

- Consecuencia: olas de calor mortales y la propagación de enfermedades
Olas de calor más frecuentes e intensas podrían dar como resultado más muertes por las altas temperaturas. Esas condiciones también podrían agravar los problemas locales de la calidad del aire, que ya afligen a más de 80 millones de estadounidenses. Se espera que el calentamiento global también aumente el potencial del alcance geográfico y la virulencia de las enfermedades tropicales.
fotografia de un bosque incendiandose
fotografia de un bosque incendiandose

CALENTAMIENTO DEL AGUA

- Consecuencia: huracanes mas peligrosos y poderosos
Aguas más calientes en los océanos añade más energía a las tormentas tropicales, haciendo estas más destructivas e intensas.
- Consecuencia: derretimiento de glaciares, deshielo temprano
El aumento en las temperaturas globales acelerará el derretimiento de los glaciares y capas de hielo y causarán deshielos tempranos en ríos y lagos.
- Consecuencia: aumenta el nivel del mar
Se espera que los índices actuales de elevación del nivel del mar aumenten como resultado de la expansión térmica de los océanos y el derretimiento de la mayoría de las montañas glaciares y el derretimiento parcial de los casquetes de hielo en el oeste del Antártico y Groenlandia. Las consecuencias incluyen la pérdida de pantanos e islas barrera en las costas, y un mayor riesgo de inundaciones en las comunidades costeras. Las áreas bajas, como la región costera del Golfo de México y los estuarios como la Bahía Chesapeake son particularmente vulnerables.

TRASTORNO DEL ECOSISTEMA

- cambia el ecosistema y mueren especies
Se espera que el aumento en las temperaturas globales trastorne ecosistemas y produzca la pérdida de diversidad de especies, a medida que mueran las especies que no puedan adaptarse. La primera evaluación exhaustiva del riesgo de extinción por el calentamiento global descubrió que más de un millón de especies podrían estar destinadas a la extinción para el año 2050 si no se reduce la contaminación causante del calentamiento global. Algunos ecosistemas, incluso las praderas alpinas en las Montañas Rocosas, así como los bosques tropicales y manglares, probablemente desaparezcan debido a los nuevos climas locales más cálidos o la elevación del nivel del mar en la costa.
las praderas alpinas
las praderas alpinas

COMO EVITAR EL CALENTAMIENTO GLOBAL


  1. Una hectárea de árboles elimina, a lo largo de un año, la misma cantidad de dióxido de carbono que producen cuatro familias en ese mismo tiempo. Un solo árbol elimina una tonelada de dióxido de carbono a lo largo de su vida.
  2. Producir un kilo de carne utiliza más agua que 365 duchas prendidas. Por otro lado, consumiendo alimentos frescos evitas producir comida congelada que consume 10 veces más energía.
  3. Reduciendo el exceso de energía evitas que los países se vean en la necesidad de usar petróleo, carbón o gas para copar la oferta energética
  4. Al reutilizar 100 kilos de papel, se salva la vida de al menos siete árboles.
    Por otro lado, la fabricación de papel reciclado consume entre 70% y 90% menos energía y evita que continúe la desforestación mundial.
  5. Los focos ahorradores consumen 60% menos electricidad que un foco tradicional. Este simple cambio reducirá la emisión de 140 kilos de dióxido de carbono al año.
  6. Hacerle mantenimiento a tu auto regularmente, reduce la emisión de gases a la atmósfera.
  7. Si se reduce en un 10% la basura personal, se puede ahorrar 540 kilos de dioxido de carbono al año. Además se pueden ahorrar hasta 1000 kilos de residuos en un año reciclando la mitad de los residuos de una familia.
  8. Cada litro de gasolina ahorrado evita la emisión de tres kilos de dióxido de carbono.
  9. Inflar correctamente las llantas mejora la tasa de consumo de combustible en más de 3%.